Alcanzar la eterna juventud con la alcalinización con agua y oxigeno

Una buena salud es el resultado del equilibrio alcalino a nivel celular. Normalmente este equilibrio se pierde por las toxinas y los metales pesados que se encuentran en el cuerpo, hasta el punto de generar un estado de acidez celular.

La acidez permanente causa malestares, se degradan las células, aparece la fatiga, los problemas neurológicos, se atrofian los músculos, aparecen los trastornos digestivos, aparecen las enfermedades crónicas o degenerativas. El organismo de forma natural expulsa esos desechos y toxinas no requeridas por el organismo, por las heces, la orina y el sudor. El cuerpo debe preservar el nivel alcalino indicado para mantener la estabilidad y funcionamiento del mismo.

Estos desechos cuando se acumulan en el organismo, y no son expulsados naturalmente, se convierten en ácido graso, colesterol malo, piedras o cálculos en los riñones, ácido úrico, desarrollando un número inmenso de enfermedades. Se logra producir una deficiencia en la circulación sanguínea donde se tapan las arterias y los órganos no pueden realizar su función correctamente y colapsan los sistemas.

Para el Dr. W. Crile de la Clínica de Cleveland en los Estados Unidos, asegura que no existe muerte natural, “las llamadas muertes por causa naturales son sencillamente el punto terminal de una saturación de acidez en el organismo”.

En la actualidad, los estudios demuestran que la calidad del agua potable se está degradando progresivamente, siendo la causa de muchas enfermedades, con impurezas y alta acidez.

Los beneficios del agua alcalina permiten el incremento de energía, es una fuente rica en oxígeno, desintoxicante, mejora la digestión, neutraliza el exceso de acidez, mejora la presión sanguínea, restaura el pH natural del cuerpo, retrasa el envejecimiento, y entre otras cosas, aumenta la asimilación de nutrientes con poderosos efectos antioxidantes. Además, el agua alcalina disuelve esa acidez que invade las células de nuestro organismo, mejorando la hidratación de los órganos y eliminando la toxicidad. La función de esta agua es aumentar los bicarbonatos en la sangre que se pierden en la medida que envejecemos, por eso se le conoce como la fuente de la juventud.

Esther R.

 

enero 23, 2018

Deja un comentario